Tentacles en Gamepolis

Post Tentacles 1

Paseando por Gamepolis hemos aprendido que el mundo gamer no para de cambiar y crecer con nuevas tendencias que ya no solo se limitan a darle a los botones.

Nos quedamos totalmente alucinados con la legión de seguidores de League of Legends, como si fueran de una nueva especie animal. Los observaba a todos sentados, comentando entre murmullos o gritando eufóricos cuando una pequeña cifra cambiaba en la tabla de estadísticas de la pantalla gigante que contemplaban sin pestañear.

Nos hemos alegrado mucho de lo vivo que está Counter Strike, que a día de hoy sigue captando nuevos seguidores y usuarios.

Hemos disfrutado mucho probando demos y juegos en la zona indie del GameInvest. Hemos charlado con sus creadores, que no han dudado en ningún momento en compartir con nosotros mucha información de su proyecto, funcionamiento, temática y mecánicas de juego. Al terminar la partida han estado muy receptivos esperando nuestro feedback. Se nota la ilusión en estos creadores.

El mundo gamer no para de crecer y buena culpa la tienen los creadores indies.

Si hay algo que nos encanta, es la zona retro. Nos quedamos alucinados viendo la colección de consolas, cartuchos y ordenadores antiguos. Había una zona arcade, para nuestra sorpresa,  estaba el juego al que más monedas echó y más tiempo jugó nuestro bajista en su infancia “The New Zealand Story”. Se nos saltaron las lágrimas al ver que vendían placas de maquinas arcades, es más…la de Street Fighter II por tan solo 45€!!! Historia gamer hecha circuitos.

Post Tentacles 3

Nos hicimos unas fotos con un par de personajes Marvel. Había auténticas bandadas de adolescentes disfrazados de soldados del Call of Duty y de diferentes personajes de videojuegos, manga y anime. El Cosplay está muy de moda.

Música y videojuegos han ido de la mano desde sus orígenes. Cumpliendo una importante función para aumentar la inmersión y diversión del jugador. Por eso en Gamepolis se le da mucha importancia con actuaciones y charlas sobre ella.

El viernes, acudimos a la conferencia que ofreció David Serrano (Machinetmusica), compositor freelance de múltiples juegos indies. Fue increíble observar el interés con el que la joven audiencia, que abarrotaba el auditorio, seguía las historias que David contaba, describiendo todos los pasos (múltiples versiones, cambios, pasos alante y atrás) por los que atraviesa un caso real de composición de música para un videojuego. Muy ilustrador.

Música y videojuegos han ido de la mano desde sus orígenes para aumentar la inmersión y diversión del jugador.

El sábado fue el momento de Tentacles. Tuvimos la ocasión de acompañar la Mesa Redonda Coleccionismo Retro poniendo música al evento con temas de nuestro próximo disco ‘Arcade’, que esperamos presentar antes de fin de año. Gaby López dirigió la charla, que contó con la asistencia de coleccionistas retro como Eduardo Álvarez director de RetroSevilla y Mundoconsolas, Logaran de Fasebonus o Juan Manuel Fernández de Retromaniac. Además, con motivo del 25 aniversario del lanzamiento de Monkey Island, tocamos una versión del tema principal del juego, que gustó mucho y sorprendió. El auditorio estaba completamente lleno y el público aplaudió con fuerza cada uno de nuestros temas, por lo que nos sentimos muy bien. Una gran experiencia, sin duda. Varias personas que no conocíamos se acercaron al final de la actuación para felicitarnos y saber más de nosotros. Hicimos nuevos contactos y conseguimos algunas fechas para próximas actuaciones.

El siguiente evento al nuestro era la charla de Petro Tyschtschenko, último presidente de la mítica Commodore. Muy emocionado nos contó la historia de su empresa. Tuvimos el placer de conocerle y dedicarle un “cumpleaños feliz” interpretado con nuestro Casio VL-1, ya que  estos días se celebra el 30 aniversario del lanzamiento del primer Amiga 500.

Post Tentacles 2

Asistimos al ‘I Foro de Inversión en Videojuegos del Sur de Europa’: GameInvest. Muchas sorpresas se sucedieron desde primera horas en la sala, que acogió desde representantes de modelos de financiación públicos como Enisa, expertos en crowdfunding, programas de aceleradoras de startups como Wayra y Bolt, parece ser que algún business angels… un programa donde se iban introduciendo unos tiempos para que creadores y estudios indies expusieran sus últimas creaciones para captar la atención de inversores privados.

En este desfile de charlas y demos, con juegos que nos entusiasmaron como Meteoro Imp de Pócima 3 o Astra de Fabuloso Games, ocurrieron cosas que nos gustaron mucho como la charla de Curro Rueda de Genera Games exponiendo claramente su trayectoria y el modelo de ecosistema que están generando en torno a Genera, una visión brutal; y la presentación del ‘libro blanco de los videojuegos’ con Antonio Fernández de la asociación DEV donde se abrió un interesante debate sobre el momento del sector.

Tenemos todo que aprender y mucho pasa por que los indies entiendan que para poner un juego en el mercado no sólo hay que programar, diseñar y meter efectos de sonido, hay que incorporar a los equipos a personas de marketing y desarrollo de negocio desde el primer momento. O puede que estemos dedicando mucho tiempo a construir cosas que, quizás nos ilusionen, nos gusten mucho, pero que muy poca gente jugará.

Participar en Gamepolis ha sido para nosotros una bonita experiencia. Hemos conocido a gente nueva y afianzado otros contactos. Vamos extendiendo nuestro tentáculos poco a poco. Soñamos con colaborar en proyectos interesantes relacionados con este mundo y estamos seguros de que irán llegando poco a poco. Para eso trabajamos.

Vitality remixed by Dr. Almeja

El verano pasado en Gamepolis conocimos a Elias Fraguas, alias Dr. Almeja, colaborador habitual de Fallo de Sistema de Radio 3 . Un personaje carismático, muy ácido con el don de la palabra. Dj, productor y cantautor. Un artista 4×4. Que más decíros de él…
De este amor a primera vista nació una remezcla.

Dr. Almeja explica su remezcla de Vitality

 


Esta la tenía clara. ‘Tentacles’ son una banda Malagueña curtida en el jazz y en músicas más complejas de los que ellos mismos están dispuestos a reconocer. La primera vez que los vi en directo me quedó claro que el estudio no les acababa de hacer justicia. No es que sus discos suenen mal, que suenan fantásticamente. Es que son de esa gente a la que les acabas de pillar el punto cuando los ves sudar sobre sus instrumentos.


El caso es que cuando surgió la posibilidad de jugar con sus pistas, tuve claro desde el principio lo que quería hacer. Les di plena libertad para elegir el tema (esta es parte divertida del juego), pero tuve suerte y me cayó una de las que quería: este ‘Vitality’.


Escuchad el ‘Vitality’ original mientras seguimos, por favor:

 


Reconozco que es el tema que más se parece al original. Aquí pude cumplir mi premisa ideal de no introducir ni un solo elemento propio. Todo podía hacerse sin problemas con las pistas originales. Uno de los principales elementos que modifican una canción a la hora de reconstruirla con libertad es la batería. Es lo primero que suelo descartar en las mezclas, porque a menudo es lo que define el estilo de la música. Y rehacer un tema sólo tiene sentido si vas a crear algo distinto. En este caso, ni se me pasó por la cabeza. La batería es excelente. Y todo aquel que haya trabajado con samples, sabe que conseguir acceder a una batería así bien tocada es un lujo. Así que mi primera parte del trabajo consistió en localizar qué parte de las pistas de ritmo quería convertir en un bucle principal.


Y no fue complicado atendiendo a lo que quería hacer: Quería ‘Cut and paste’, quería Coldcut, quería Freestylers. Quizás algo de Dj Shadow también, y de ‘Red Snapper’ el brevísimo periodo en que fueron realmente buenos. Y nada más fácil, porque todo eso estaba ya entre las pistas de ‘Vitality’.


Así que nada, con el bucle de batería montado y debidamente destrozado con compresores y excitadores, me puse a localizar nuevos bucles con los que remontar el tema. Como la parte de los sonidos ya estaba cubierta al ser un 50% electrónica, el reto era un poco más reestructurar, intentando localizar un nuevo sentido a estos sonidos. En general, lo que hice fue intentar transformar los arreglos que ellos utilizan para crear una capa de disco-funk ochentero en algo más cercano al breakbeat noventero. Esto se consigue de varios modos: priorizando unos sonidos frente a otros, controlando los momentos en los que se muestran, y en último término ajustando su sonoridad al resto de elementos. Puede parecer sutil, pero el lugar, volumen y efecto que utilizas en un arreglo puede cambiarlo todo.


En fin, sin enrollarme demasiado, estoy orgulloso del 1:27, uno de esos momentos “menos es más” que como productor siempre me sorprenden, pero que en realidad es la base de casi toda la música de baile de raíces rítmicas. Si tienes un buen ritmo, no te hace falta mucho más.
El gran sacrificado de la remezcla es el bajo. Javier es un bajista excelente, y en el tema original funkea como un condenado. Pero se daba bastante de hostias con lo que quería hacer, así que tuvo que ir fuera salvo para reforzar los momentos bajos. Si hay un próximo remix, prometo resarcir esta afrenta.


En fin, la canción progresa con naturalidad hasta el 2:23 que se rompe. ¿y qué sucede ahí para que se rompa la canción en dos y que pase de breakbeat a un rollo disco-house daftpunkusero? Ese arreglo e vocoder. Sin más. Quería meter ese vocoder porque soy un obseso del vocoder. Y toda la parte final está construida esencialmente sobre ese vocoder en bucle. Ya, ya sé que quizás no es así como se deben hacer las cosas, pero como ya dije en el ‘Dr. Almeja se explica 1’, qué coño, aquí he venido a divertirme.


La parte final es una simple progresión añadiendo elementos del resto del tema. No es el más original de los finales, pero soy muy dado a aburrirme de las canciones a los 2 minutos y meter un corte y un final distinto. Todos a la hora de montar estructuras de canciones tenemos dejes. Yo tengo dos: la búsqueda de la progresión, y este intro-> parte 1 -> parón-> parte 1 -> break -> parte 2 ->parte 2 – >parte 2, etc. Manías, qué se yo. Lo cierto es que teniéndolo localizado, puedes romper tus propias inercias cuando quieras. Incluso es estimulante hacerlo, y es algo que suelo recomendar a todo el mundo siempre. Me lo pregunten o no, en serio. Así de sobrado voy por la vida.

Dónde andas Monkey Week

foto-post-mw

 

Fue el verano del 2013, en una de nuestras pedagógicas e interesantes reuniones con nuestro amigoSalvador Salva, cuando nos enteramos de la existencia del festival. Nos comentó que además de conciertos, en el festival se realizan talleres y actividades con la finalidad de hacer un acercamiento entre artistas, promotores y discográficas. Sin duda, un festival con muchas posibilidades y oportunidades para Tentacles.

Nosotros seguíamos a lo nuestro, trabajando a tope con la banda. Nos olvidamos un poco del tema, pero justo cuando terminó la edición de ese año no parábamos de ver comentarios positivos en las redes sociales y buenas impresiones en los medios. Queríamos formar parte del cartel de la siguiente edición.

¿Cómo se consigue ese objetivo? ¿Con quien hay que hablar? ¿Donde hay que firmar?

Un día sonó la flauta…La Diputación de Málaga organizaba unas jornadas en La Térmica. Esas jornadas se llamaban “Crema” y estaban enfocadas a la música independiente. En unas de sus charlas el moderador era Tali Carreto, director de Monkey Week. Ya sabíamos con quien hablar, teníamos un objetivo y muchos pájaros en la cabeza.

Tali nos comentó que para que una banda como Tentacles participara en la siguiente edición del festival, tenía que seguir los pasos y las condiciones requeridas en el siguiente enlace.

Imaginaros un festival en el que además del momento de gloria en el escenario, le puedes mostrar tu proyecto en persona a gran parte de la gente que mueve la música alternativa de este país e incluso a gente que viene del extranjero. Sin duda, una oportunidad que no podíamos dejar escapar. Pensando en ello nos pusimos manos a la obra, teníamos todo el verano por delante para planificar un buen plan de ataque y queríamos aprovechar al máximo nuestra participación en el festival. ¿Qué mejor carta de presentación que ir con el adelanto de Arcade debajo del brazo?

Llegó el día y allí estábamos nosotros. Esta vez con refuerzos, nuestro amigo y colaborador Javier Jarillo que hizo un gran trabajo de relaciones públicas y management en nuestro stand en el Monkey Market. En los tres días que duró el festival conocimos a mucha gente y lo más importante es que toda esas personas han conocido a Tentacles. Nuestro adelanto de Arcade  fue escuchado por todo aquel que pasó cerca de nuestro stand del Monkey Market  y en nuestro concierto por: Uriel Waizel, locutor, jefe de contenidos musicales en Ibero 90.9 y coordinador en RedBull Panamerika; Gustavo Iglesias, “Hoy empieza todo de Radio 3”; Los chicos de Ritual de lo Habitual, JJ Caballero y Raisa McCartney de Muzikalia (que luego nos hicieron una entrevista) y por supuesto a  nuestros queridisimos amigos de by THEFEST.

Lo flipamos viendo Holy Fuck en la sala “Mucho Teatro”, pedazo de sala, ambientazo y sobre todo de sonido. Los graves te subían por los pies, recorrían tu espalda y terminaban en tus empastes. Desde aquí queremos felicitar al técnico de sonido y por supuesto a la banda por su fantástica actuación. Estuvimos de charla con ellos después del concierto.

 

La búsqueda de nuestro sonido

Tentacles-arcade-3

Ingredientes iniciales:

Sintes

Funk

Jazz

Electrónica

En diciembre de 2012 grabamos las baterías de nuestro primer ep. Era nuestra primera experiencia en un estudio como Tentacles. Dimos toda nuestra confianza a Martín Martínez de Magic & Sound. El resultado nos gustó, aprendimos mucho. Fué una experiencia en caída libre, nos sentíamos muy cómodos, se despertó una parte creativa que en aquel momento estaba no del todo dormida.

Enseguida nos pusimos manos a la obra con el segundo ep “Dance”, que fue una continuación del primero, esta vez con la premisa de hacer bailar, con muchos más detalles y reafirmando nuestro sonido. Ya éramos Tentacles, nuestra música sonaba a los videojuegos del salón recreativo en el que jugábamos cuando éramos pequeños… ¡¡la música arcade es nuestro rollo!!

Hubo un periodo transitorio… ¿Qué será lo siguiente? ¿Qué camino tomar? ¿Qué queremos?

Sólo teníamos claro que el próximo ep iba a ser un homenaje a la época arcade del mundo de los videojuegos. Queríamos más, mucho más. Queríamos hacer más y mejor música, volver al estudio y exprimirlo a tope. Queríamos dar un paso adelante en todos los aspectos. Por eso, decidimos hacer unos cambios radicales: ¡suprimimos los teclados digitales!. Si, si, los dos. Por un teclado analógico de cuatro voces Analog Keys de Elektron.

A partir de ahora todos los sonidos nuevos y diferentes.

¿Cómo vamos a tocar los temas antiguos? ¿Cómo van a sonar?

Trabajando mucho en el Analog Keys, nos quedamos muy sorprendidos con él, teníamos muchas más posibilidades. Pues sí, dependemos mucho de la tecnología, lo tenemos muy claro, siempre hay un cacharro nuevo con el que probar cosas, pedales de efectos y demás. Sin ella no seríamos Tentacles.

Tentacles arcade 1

Ingredientes de ‘Arcade':

Sintes

Videojuegos

Electrónica

 En agosto de 2014 grabamos las baterías del adelanto: “Level one” e “Invaders”.

Esta vez nos fuimos a Kraken Sound, ¿por qué? tuvimos la suerte de conocer a Gonzalo Presa, conectamos muy bien con él. Nos gustó mucho su manera de pensar, teníamos muchas cosas en común, nos encantó mucho su trabajo en el disco de Kermit, sobre todo como sonaban las baterías. En ese momento, teníamos material para cinco temas, e ideas para unos cuantos más. Para no tener muchos frentes abiertos en ese aspecto, decidimos hacer un adelanto de dos temas para ver como sonaban y solucionar diferentes dudas.

Siempre vamos al estudio con parte de los temas grabados, suelen ser sintes y líneas de bajo, ponemos un metrónomo y Lucas graba las baterías. El resultado nos lo llevamos a casa y trabajamos sobre ello. A estos dos temas le hemos dedicado mucho más tiempo que a cualquier otro tema que hayamos grabado antes, están mucho más trabajados y elaborados, están llenos de detalles e ideas. El resultado nos ha encantado, ha sido una experiencia nutritiva, hemos vuelto a aprender muchas cosas.

Así que a trabajar… en ello estamos y tenemos muuuchas muchas ideas.

¡Para nosotros esto solo es el comienzo!