Vitality remixed by Dr. Almeja

El verano pasado en Gamepolis conocimos a Elias Fraguas, alias Dr. Almeja, colaborador habitual de Fallo de Sistema de Radio 3 . Un personaje carismático, muy ácido con el don de la palabra. Dj, productor y cantautor. Un artista 4×4. Que más decíros de él…
De este amor a primera vista nació una remezcla.

Dr. Almeja explica su remezcla de Vitality

 


Esta la tenía clara. ‘Tentacles’ son una banda Malagueña curtida en el jazz y en músicas más complejas de los que ellos mismos están dispuestos a reconocer. La primera vez que los vi en directo me quedó claro que el estudio no les acababa de hacer justicia. No es que sus discos suenen mal, que suenan fantásticamente. Es que son de esa gente a la que les acabas de pillar el punto cuando los ves sudar sobre sus instrumentos.


El caso es que cuando surgió la posibilidad de jugar con sus pistas, tuve claro desde el principio lo que quería hacer. Les di plena libertad para elegir el tema (esta es parte divertida del juego), pero tuve suerte y me cayó una de las que quería: este ‘Vitality’.


Escuchad el ‘Vitality’ original mientras seguimos, por favor:

 


Reconozco que es el tema que más se parece al original. Aquí pude cumplir mi premisa ideal de no introducir ni un solo elemento propio. Todo podía hacerse sin problemas con las pistas originales. Uno de los principales elementos que modifican una canción a la hora de reconstruirla con libertad es la batería. Es lo primero que suelo descartar en las mezclas, porque a menudo es lo que define el estilo de la música. Y rehacer un tema sólo tiene sentido si vas a crear algo distinto. En este caso, ni se me pasó por la cabeza. La batería es excelente. Y todo aquel que haya trabajado con samples, sabe que conseguir acceder a una batería así bien tocada es un lujo. Así que mi primera parte del trabajo consistió en localizar qué parte de las pistas de ritmo quería convertir en un bucle principal.


Y no fue complicado atendiendo a lo que quería hacer: Quería ‘Cut and paste’, quería Coldcut, quería Freestylers. Quizás algo de Dj Shadow también, y de ‘Red Snapper’ el brevísimo periodo en que fueron realmente buenos. Y nada más fácil, porque todo eso estaba ya entre las pistas de ‘Vitality’.


Así que nada, con el bucle de batería montado y debidamente destrozado con compresores y excitadores, me puse a localizar nuevos bucles con los que remontar el tema. Como la parte de los sonidos ya estaba cubierta al ser un 50% electrónica, el reto era un poco más reestructurar, intentando localizar un nuevo sentido a estos sonidos. En general, lo que hice fue intentar transformar los arreglos que ellos utilizan para crear una capa de disco-funk ochentero en algo más cercano al breakbeat noventero. Esto se consigue de varios modos: priorizando unos sonidos frente a otros, controlando los momentos en los que se muestran, y en último término ajustando su sonoridad al resto de elementos. Puede parecer sutil, pero el lugar, volumen y efecto que utilizas en un arreglo puede cambiarlo todo.


En fin, sin enrollarme demasiado, estoy orgulloso del 1:27, uno de esos momentos “menos es más” que como productor siempre me sorprenden, pero que en realidad es la base de casi toda la música de baile de raíces rítmicas. Si tienes un buen ritmo, no te hace falta mucho más.
El gran sacrificado de la remezcla es el bajo. Javier es un bajista excelente, y en el tema original funkea como un condenado. Pero se daba bastante de hostias con lo que quería hacer, así que tuvo que ir fuera salvo para reforzar los momentos bajos. Si hay un próximo remix, prometo resarcir esta afrenta.


En fin, la canción progresa con naturalidad hasta el 2:23 que se rompe. ¿y qué sucede ahí para que se rompa la canción en dos y que pase de breakbeat a un rollo disco-house daftpunkusero? Ese arreglo e vocoder. Sin más. Quería meter ese vocoder porque soy un obseso del vocoder. Y toda la parte final está construida esencialmente sobre ese vocoder en bucle. Ya, ya sé que quizás no es así como se deben hacer las cosas, pero como ya dije en el ‘Dr. Almeja se explica 1’, qué coño, aquí he venido a divertirme.


La parte final es una simple progresión añadiendo elementos del resto del tema. No es el más original de los finales, pero soy muy dado a aburrirme de las canciones a los 2 minutos y meter un corte y un final distinto. Todos a la hora de montar estructuras de canciones tenemos dejes. Yo tengo dos: la búsqueda de la progresión, y este intro-> parte 1 -> parón-> parte 1 -> break -> parte 2 ->parte 2 – >parte 2, etc. Manías, qué se yo. Lo cierto es que teniéndolo localizado, puedes romper tus propias inercias cuando quieras. Incluso es estimulante hacerlo, y es algo que suelo recomendar a todo el mundo siempre. Me lo pregunten o no, en serio. Así de sobrado voy por la vida.