Dale al play y escucha Arcade

En los ochenta…

 

 

Sólo había dos canales de televisión. La primera y la segunda.

En la hora de la merienda, Carl Sagan nos explicaba la teoría de la relatividad montando en bicicleta, escuchábamos la música de Isao Tomita en la cabecera de nuestro programa infantil preferido y nos comíamos un bollo de Tulipán mientras visionábamos los lanzamientos de cohetes espaciales de la NASA en directo desde Cabo Cañaveral.

Había salones recreativos por doquier, llenos de máquinas arcades con ceniceros y pantallas superiores donde a ritmo de una música pixelada disfrutábamos de igual manera jugando o mirando en grupo como el Carlitos del barrio se pasaba el juego con una sola moneda.

 

Saloon-arcade

Míticos salones recreativos de los 80 y 90

 

Hoy en pleno siglo XXI donde internet lo ha cambiado todo, rendimos homenaje a todas aquellas referencias que se quedaron grabadas en el subconsciente de la cultura popular de aquella generación.

Al igual que Isao Tomita, usamos sintetizadores analógicos en todas nuestras canciones. Él nos inspiró y nosotros nos dejamos llevar en Level One por todos esos mundos de fantasía pixelada que al introducir una moneda se abrían ante nosotros.

Como Carl Sagan, observamos las noches estrelladas y soñamos que recorremos el espacio infinito a bordo de nuestra propia nave espacial descubriendo las maravillas y secretos del cosmos. Uno de esos sueños es Orion, en su parte final recitamos un fragmento de una epopeya galáctica. Nuestro pequeño homenaje a las “Space Operas” del Anime Japonés que veiamos cuando eramos pequeños.

 

“Esos mundos de fantasía pixelada que al introducir una moneda se abrían ante nosotros”


Como unos auténticos astronautas de garage nos encerramos en nuestro laboratorio musical con todos nuestros cacharros. Experimentando con ellos hemos conseguido reproducir la gravedad cero en los arpegios sintetizados de Apolo.

Un amigo nos regaló su antiguo Casio VL-1. Ese pequeño teclado que en vez de teclas tiene botones, nosotros lo pasamos por la Octatrack de Elektron y le sacamos un sonido espacial alucinante que usamos en Invaders para hackear vuestras mentes.

High Life representa nuestra manera tan personal de ver las cosas a la hora de crear nuestra música y el placer que sentimos al compartirla con los demás.

 

Misión Apollo 11

Training de Buzz Aldrin & Neil Armstrong para la misión Apollo 11

 

Dale al play y pilota con nuestra música!!


Arpegios sintetizados, una contundente batería y unas voces que parecen sacadas de otros mundos, es la energía que Tentacles necesita para hacerte sentir un auténtico astronauta de garaje. Experimenta la gravedad cero de Apolo o viaja hacia otras galaxias con Orion. Cada uno de los cinco cortes de este disco es una invitación para navegar por el universo de los videojuegos y la ciencia ficción.

 

Carl-Sagan-Arcade